20.3.2018

El mal olor del bolso de gimnasia

¿Reunirse con los amigos para tomar una copa después de practicar deportes? Sí, seguro, pero mejor es no llevar consigo el bolso de gimnasia, porque el mal olor que despide su contenido es, cuanto menos, desagradable. La ropa y el calzado deportivos se mojan con el sudor que despedimos durante una actividad física intensa. Las numerosas bacterias que viven en nuestra piel comienzan con la descomposición del sudor, y este proceso es, precisamente, el causante del típico olor a transpiración.  Para completarla, la toalla con la que nos secamos después de la ducha agrega un poco más de humedad al bolso, que se convierte en un auténticos paraíso para las bacterias. En el lavado ulterior se elimina, por regla general, una gran parte de los depósitos causantes del mal olor, pero, por desgracia, no todos. Y es así como se origina el denominado permastink (o mal olor permanente). Sanitized® puede ser aquí una gran ayuda.

Fabricantes como Cannon, Universal towels, Buble, o Apera dan a sus toallas el valor añadido de Sanitized®.

We use cookies to configure this website optimally and to be able to continue improving this on an ongoing basis. By continuing to read this website, you declare that you agree to the use of cookies. Further information is available on the website Privacy Policy